Bomberos 100
Policía 101
Hospital 107

VILLA ELISA
07-12-2017

La escuelita rural que volverá a crecer después de 100 años

(Villa Elisa al Dia)

06/12/17 8:57
(GF)Llevando el nombre del fundador de Villa Elisa, la Escuela Nº 64 Don Héctor de Elía
es una reconocida institución educativa de nivel primario, por la que transcurrió una innumerable cantidad de generaciones de la zona rural y que cuenta en su identidad con un fuerte recuerdo de arraigo y sentido pertenencia de quienes pasaron alguna vez por sus aulas.

"Esta escuela celebró su centenario en 2008, así que está próxima a cumplir 110 años. Al principio concurrían cientos de chicos, pero con los años fue decayendo la matrícula y hoy en día tenemos 32 alumnos de esta zona rural, Colonia La Suiza, Vázquez y hasta algunos de Villa Elisa, aunque desde el año pasado comenzó un proceso de mucho crecimiento", da a conocer su directora, Graciela Orcellet.

Además de la gente que aún vive en el campo, "ahora se suma el crecimiento de la ciudad hacia el lado de Termas Villa Elisa y los barrios privados con un montón de casas que se están construyendo, al igual que en la zona de La Suiza que hay mucha gente joven. Es una alternativa a algunas escuelas de la ciudad que están sobrepasadas de alumnos, aparte de estar a pocos minutos del centro y tener caminos alternativos en buen estado. Entendemos que, después de más de 100 años, la escuela va a comenzar a crecer nuevamente, por el contrario de lo que está sucediendo con otras escuelas rurales, y eso se debe al lugar donde está ubicada".

Referente al tamaño del edificio ante esta proyección, considera que "por el momento es suficiente, pero de incrementarse rápidamente la matrícula va a ser necesaria una ampliación, al igual que la cantidad de personal que va a tener que variar. Actualmente tenemos cuatro aulas, que son las originales del edificio: nivel inicial, 1º ciclo (1º, 2º y 3º), 2º ciclo (4º, 5º y 6º) y otra donde funciona la parte digital. También tenemos maestro de iniciación musical y talleres de inglés y educación física, que son aportados desde la municipalidad. Ahora estamos gestionando una prolongación de jornada, pero sin llegar a convertirnos en una escuela nina, ya que solo serían talleres de acompañamiento al estudio y otras actividades para después del mediodía".
Como en la mayoría de las escuelas primarias, no puede faltar un comedor. "El comedor se subvenciona a través de las partidas nacionales que llegan. A los chicos que concurren se les brinda la copa de leche y después el almuerzo. Para eso hay una cocinera a cargo, pero lo que no tenemos es ordenanza, así que los padres le pagan a una señora para que limpie una vez por semana y el resto de los días tratamos de mantener limpio nosotros", dice la directora.

Al mencionar las fortalezas de esta institución, "es una escuela que tiene una cooperadora muy fuerte y participativa, formada por padres de chicos, vecinos y egresados. Cuando se convoca a asamblea vienen como 20 personas o se pide que un fin de semana se ayude a cortar el pasto y vienen más de 10, que es algo que no pasa en todas las escuelas. Lo mismo con la gente que organizó los festejos por el centenario, que sigue concurriendo cada tanto a la escuela porque la sienten muy propia. Es muy lindo como docente y como directivo trabajar así, porque las cosas entre todos se hacen más fáciles y es mucho más motivador".

Sobre sus ingresos y proyectos, cuenta que "nosotros tenemos hace años un baile familiar en noviembre y cada tanto se hacen rifas. Gracias a los voluntarios que trabajan y los beneficios que organizan, se logró recientemente reparar y pintar toda la escuela por dentro y por fuera, renovar la instalación eléctrica y arreglar el pozo, de manera que el edificio, aunque tenga muchos años, se encuentre en muy buen estado. Quedan algunos fondos todavía, así que se están planificando otras mejoras".

El vínculo de la escuela rural con otras instituciones y sus salidas a la comunidad. "Este año concretamos por primera vez una actividad solidaria, buscando una integración mayor entre los chicos del campo y los de Villa Elisa, entonces preparamos alfombras para los abuelos del asilo del hospital para llévaselas. Además, hace poco hicimos un encuentro deportivo y durante el año se compartieron los actos patrios con las demás escuelas rurales de la zona. Y viajamos a Termas, participamos en los actos oficiales de la municipalidad, vamos al museo y a la Cooperativa Arroceros, para sentirnos más parte de Villa Elisa y relacionarnos con otras instituciones. Después, estudiantes del Instituto Comercial confeccionaron almohadones para el nivel inicial y el próximo año van a venir a pintar los juegos", comenta Graciela Orcellet.

Quienes deseen tomar contacto con la institución, se deben acercar al establecimiento educativo de lunes a viernes de 8 a 12 o escribir al Facebook Escuela Nº 64 "Don Héctor de Elía".
Fuente: El Entre Ríos (edición impresa)
Autor: Luciano Borcard

Bookmark and Share















Villa Elisa al Día | 2006-2017 | radiocentenariofm@yahoo.com.ar | 03447-480472 / 03447-15454217