Bomberos 100
Policía 101
Hospital 107

VILLA ELISA
27-02-2021

Julio Modesto Gaillard; otro libro para nuestra desconocida historia.

1 de 3
(Villa Elisa al Dia) Víctor Cemborain

2021-02-27-0:06
Se realizo en la noche del viernes 26 de febrero de 2021, la presentación del segundo libro relacionada a la llamada “Tragedia de Santa Rosa”.


Víctor Cemborain, sobrino nieto de Julio Modesto Gaillard, es el autor del libro “Cuchillas Bravas”, en el cual narra la historia ocurrida en enero de 1907, a orilla del Arroyo Santa Rosa, en la confluencia de los departamentos, Villaguay, Colon y Concepción del Uruguay.

Emitió conceptos muy elogiosos a la obra que precedió a su libro en el año 2019, “El crimen del carrero Gaillard: historia de un grave atentado a la prensa entrerriana”, de los autores Rubén Bourlot y Omar Gallay, estando presente este ultimo en casa de la Cultura.

Desarrollo la presentación, diciendo que recién a los 60 años se entero de este suceso, pues por temor a represalias, su familia omitió siempre hablar del tema.
Su abuela Ángela, era la hermana menor del carrero, y contaba con 17 años al momento del asesinato de su hermano. Por ese motivo, debió ayudar a la esposa y viuda de su hermano, Petrona Gonzales de 26 años, a la crianza de sus sobrinos.

Un detalle importante del suceso aun no publicado.

Varios historiadores y gente vinculada por algún motivo al suceso, estuvo presente en la sala, entre ellos, Eladio Lugren, cuyo Bisabuelo Jose Rosier, también carrero en 1907, acompaño a Gaillard en el viaje hasta Villa Elisa, cuando el infortunado transportaba la imprenta. La intención de Rosier, era acompañarlo hasta Villaguay, pero una lluvia que caía sobre la zona impidió que concretara su cometido, pues el transportaba bolsas de harina. Dos días después, llego a Villaguay, a visitar a su amigo carrero, con la sorpresa expresada por la esposa, que no había llegado todavia. Por ello, llega a la policía de Villaguay, a fin de averiguar, que había pasado, lo que provoco su demora, ante las noticias de la aparición del cuerpo de Gaillard. Este suceso, no está narrado en ningún libro, ya que Eladio Lugren, omitió hacerlo público hasta ahora, pues había logrado esa información de un relato de su abuela, hace muchos años.
El suceso, que se inscribe como un atentado a la libertad de prensa a comienzos del siglo anterior, fue tema subrayado por el autor, quien califico que la mejor ley para la prensa “es la que no existe”, ya que fue por ella que pudo dilucidarse la verdad, que de otro modo hubiese quedado olvidada.

El autor del asesinato tiene una calle con su nombre.
Reitero sobre el final, que es una ignominia, que una calle importante de Villaguay lleve el nombre de Hermelo, y que su lucha, será enmendar esa aberración histórica, tratando de cambiar la nomenclatura.
Paradojicamente, lo único que recuerda al carrero son las crónicas periodísticas y últimamente los libros editados.

El libro se presentara en la sala de convenciones de Villaguay el lunes primero de marzo a la hora 21.

La historia trágica que motivo los libros

“A comienzos del siglo XX, en ese lugar se consumó un crimen de Estado que bien podría considerarse uno de los primeros atentados contra la prensa entrerriana y que, 32 años después, motivó la edificación de un monumento en forma de obelisco como homenaje a su víctima. Es que allí, en enero de 1907, el carrero Julio Modesto Gaillard fue asesinado por el policía Félix Santa Cruz al llevar por el recordado “camino real” una imprenta de Colón a Villaguay por encargo del editor Antonio Ciaspucio, quien acababa de pasar dos años en la cárcel por "injurias" al entonces alcalde de Villaguay, Juan Severino Hermelo. Por mandato de este último, la imprenta no debía llegar a Villaguay, por lo cual encomendó al comisario a cargo del Destacamento La Capilla (actual localidad de Ingeniero Sajaroff) para que actuara en consecuencia. Gaillard fue atacado en medio de la madrugada y degollado por Santa Cruz, quien previamente arrojó su carro al agua del desbordante arroyo Santa Rosa, como así también sus caballos y la imprenta en cuestión.

El crimen causó conmoción en la prensa nacional y un repudio generalizado, pero finalmente quedó impune, pues si bien se condenó a Santa Cruz y al resto de los policías (Hermelo, el autor intelectual resultó sin cargos), ante la apelación ante corte suprema provincial, los condenados salieron en libertad al poco tiempo, gracias a la acción del fiscal de ese año, 1907,un tal Luis Etchevere, que desestimo los cargos por falta de pruebas, archivando el expediente y haciendo desaparecer toda la documentación.

La Unión Cívica Radical construyó un monolito en el lugar de la tragedia, que inauguró el 7 de enero de 1939, con la leyenda “El radicalismo rinde este homenaje a la memoria de Julio M. Gaillard, víctima inocente de la barbarie”.
Rafael Pirolla. villaelisaaldia.com.ar

Bookmark and Share

Villa Elisa al Día | 2006-2021 | radiocentenariofm@yahoo.com.ar | 03447-480472 / 03447-15454217